Translate

jueves, 29 de marzo de 2012

RAMÓN TORRAS Y LA REGULARIDAD


  Ramón Torras será siempre recordado como aquel hombre valiente, rápido, audaz o inconsciente según algunas apreciaciones, que murió en un estúpido accidente en un día desangelado, en una carrera local sin la más mínima importancia, que se corrió en las calles de una urbanización de veraneo llamada “Brisamar”, Torras estaba probando la moto que debería de utilizar pocos días mas tarde en el famoso y no menos peligroso TT de La Isla de Man, que en aquella época era carrera válida para el campeonato del mundo de velocidad, el estado del terreno al no ser un circuito cerrado no era el mas ideal, agravado además por la humedad provocada por la lluvia, asimismo el borde de la pista era totalmente urbano con aceras y bordillos y jalonado por arbustos y  árboles que en última instancia cercenaron casi instantáneamente la vida del incipiente campeón, sin embargo el campeón y sus otros cuatro compañeros de partida los también ya muy conocidos, Cañellas, Medrano, Escuder y Alsch si hubieran sido preguntados en aquel momento, nos hubieran respondido con toda seguridad que no era seguramente el peor circuito en el que habían corrido.....
  Torras cayó durante la disputa de la competición rompiendo la cúpula de su Bultaco, sin embargo lejos de abandonar, lo que hubiera sido lo mas prudente teniendo en cuenta las circunstancias se levanto, he impelido de aquel amor propio y ansias de vencer insuperables, volvió a recuperar la cabeza y faltando unos centenares de metros para llegar a meta su moto derrapó, no se sabe si por exceso de fogosidad o por una avería de la moto tal y como afirmaron algunos, la triste realidad es que después de chocar con un primer árbol, segó posteriormente un enorme  arbusto, para finalmente moto y piloto impactar brutalmente contra otro árbol, su cuerpo fue retirado a pesar de todo todavía con vida, pero a los pocos minutos falleció consecuencia del golpe sufrido en su cabeza, impacto que tuvo que ser terrible, tal como demuestra la raja de su casco.
Traslado de Ramón a la enfermería      fuente    http://www.motosclassicas70.com.br/
   Torras sin embargo no solo fue un velocista destacado, realmente este joven sabadellense era bueno pero que muy bueno en todo lo que hacía sobre un vehículo de dos ruedas, tal como atestiguan sus resultados en motocross, carreras en cuesta tanto en motocicleta como en sidecares donde tanto pilotándolos como de paquete de "Tiger" su descubridor, consiguió magníficas clasificaciones, sin embargo me gustaría en este pequeño escrito sobre Ramón,  centrarme en sus actuaciones en Rallies y pruebas de regularidad, una faceta creo que menos conocido tanto de el como de otros pilotos, este tipo de pruebas me dan la sensación de no ser muy apreciadas y valoradas por los aficionados, pero particularmente a mi que me gusta ser adjetivo y analizar los hechos, les doy mucho mas valor del que realmente se les da.
De arriba a abajo ficha del III Rallye de Otoño del RMCC, clasificación final y crónica del propio club, destacar que uno de los componentes de la pareja vencedora es el también famoso velocista Carlos Giró               fuente archivo del  RMCC
   La regularidad entendida como todas las especialidades que la componían, era una actividad fundamental para los pilotos de los años 50, 60, y principios de los 70, ya que en un país como el nuestro en que no había un solo circuito permanente era una de las pocas maneras de, por un lado los pilotos mantener la forma y entrenar, y por otro las marcas probar diversos componentes o testear las nuevas motos de calle antes de la producción, como en el caso de los 1000Km de 1961, en las que los prototipos de la Ducati 175cc fueron testeados por el equipo Fargas-Arenas, aprovechando que generalmente se disputaban en otoño-Invierno fuera de la temporada de velocidad.
De arriba a abajo diversas instantáneas del III Rallye de Otoño de 1963, en la primera vemos a una pareja de concursantes observando el recorrido, en la del centro una pareja formada por un coche y una motocicleta ya que en este tipo de modalidad los equipos mixtos estaban permitidos, en este caso son la pareja vencedora con Jaimé Giró en el coche y Carlos Giró en la moto, la distancia entre los componentes de una pareja no debían de superar un tiempo bastante estricto en segundos que creo no podía ser superior a los 5", en la imagen inferior vemos a Torras limpiando la cúpula y su compañero Sánchez sonriendo al cámara, se puede observar que el mando de la pareja recaía en Sanchez que es el que lleva el "Road book" en su moto.                                                                                                                 fuente archivo  RMCC
 Era por eso que no era nada anormal encontrar velocistas tan importantes en la época como los Hnos. Sirera, Ricardo Fargas, José Mª Busquets , Carlos Giró, Carlos Rocamora, Marcelo Cama o Ramón Torras, lo que indica a las claras que ellos y sus marcas si le daban a este tipo de pruebas la importancia que merecían.
XLII Prueba de invierno por equipos, la misma pareja cuya ficha se adjunta consiguió en esta ocasión la victoría tal y como atestigua la clasificación, pienso que con esta primera victoria finalizó la faceta regularista de Torras, dedicándose a partir de este momento exclusivamente a la velocidad.                                      fuente archivo del RMCC
   Según mis archivos, me consta que Ramón Torras disputó únicamente cinco pruebas de regularidad, las tres primeras se saldaron con resultados bastante flojos. sin embargo las dos últimas efectuadas en las temporadas 1962 y 1963 ya como piloto oficial Bultaco se saldaron con dos magníficos 2º y 1º respectivamente, lo que dice mucho a favor de Torras y seguramente de su coequipier en ambas, José Sánchez que era un experto regularista, y que pueden poner en duda hasta cierto punto, la fama de hombre alocado e inconsciente que se le atribuye, ya que si de algo tenían que presumir las figuras de la regularidad, era el de tener un control absoluto del cronómetro manteniendo una media estricta y una distancia entre los componentes del equipo, en la que las precipitaciones eran malas consejeras.

Documentación procedente del archivo histórico del RMCC.

Josep Mª Galindo

1 comentario:

  1. Interesante reportaje y muy bien documentado
    un saludo
    el blog elperronegro

    ResponderEliminar