Translate

sábado, 10 de diciembre de 2011

La Montesa 250 bicilíndrica diseñada por los Villa


   Cuando se anunció el Classic Revival de Denia para el año 2010, lo primero que me indicaron es que habría una selección de las bicilíndricas que los hermanos Villa diseñaron, principalmente Francesco que destacó mas en su faceta de técnico que de la de piloto, de las tres motos una provenía de la colección de la familia Permanyer, siendo las otras dos del conocido coleccionista Griño.
Los hermanos Permanyer escuchando a Esteban Fullana  foto, Galper54
  Respecto a la Montesa de los Permanyer es preciosa, si, pero también es la menos auténtica bajo mi punto de vista, de las tres que asistieron a Denia, a pesar de que los que me conocen, saben perfectamente que mi especialidad por decirlo de alguna manera son las Ducati-Mototrans, gracias a los múltiples contactos que he hecho en estos últimos años, me he atrevido a escribir un pequeño detalle sobre la unidad que llevó la familia Permanyer uno de cuyos representantes, Javier Permanyer por una de esas casualidades del destino fue compañero de trabajo hará ahora 20 años y nos reencontramos en la cena de gala..
La Montesa 250GP de la colección Permanyer a la derecha una Impala GP  foto. Galper54
   Antes sin embargo hacer una apreciación, cuando se habla de Villa y Montesa siempre se la asocia a Francesco pero tengo documentación fidedigna, ya que tengo los Motociclismo italianos desde el 52 hasta el 68 escaneados, que en Italia al menos en el año 67 la llevaba Walter, el cuatro veces campeón del mundo ya desaparecido.
Riccione 67, Hailwood con la Honda-6 seguido por Walter Willa y la Montesa 250
   La Montesa 250, es un proyecto desarrollado por Francesco Villa a solicitud de Montesa, Francesco además de ser un notable piloto, conjuntamente con su hermano Walter cuatro  veces campeón del mundo creo la sociedad Villa, dedicada a la preparación y construcción de motocicletas, en honor a la verdad Montesa técnicamente poco tuvo que ver en la realización de la moto, tanto es así que en la web http://www.montesaweb.com/ , en el apartado de prototipos de velocidad ni siquiera la citan, claro reconocimiento de que a pesar de llevar el nombre de su marca no la consideran una auténtica moto de su fabricación, lo cual no impide que la familia Permanyer haya hecho construir una similar a las originalmente construidas para su colección particular.

Diversos detalles de la moto de los Permanyer  foto. Galper54
La Montesa 250 bicilíndrica está formada por la unión de dos motores 125 Beccaccino, desarrollados por Francesco, a los que se le añadió un chasis diseñado por el propio Villa, en 1967 apareció por vez primera la moto preparada por Villa en el GP se Alicante donde se tuvo que retirar, la siguiente prueba donde participó fue la 1ª del campeonato italiano en Módena donde Walter Villa se retiró demostrando la todavía bisoñez del proyecto, la moto ya incorporaba distribución rotativa mientras la refrigeración era mixta aire agua, con la culatas refrigeradas por aire y los cilindros refrigerados por agua, situados en paralelo con una disposición prácticamente horizontal al sentido de la marcha. En Riccione otra prueba del campeonato Italiano, Walter Vila, consigue uno de los mejores resultados de la moto, quedando segundo detrás de un inalcanzable Hailwood, durante las dos temporadas siguientes la moto pasaría con más pena que gloria, bien es verdad que jamás se desarrolló a conciencia. Existieron diversas configuraciones motor; solo aire, aire-agua, embragues de aceite o en seco y finalmente la Montesa-Portús, con  encendido electrónico.
Busquets lo primero que hizo fue colocarle a la moto el alacrán, su escudo de armas,  foto Galper54
Si se observa la vista superior en color, y esta foto en
Blanco y negro de 1971, se observa el encendido de 4
chispas, la tapa perforada del embrague y diversos 
elementos que indican que es el mismo motor.
Las tres unidades presentes en Denia eran sensiblemente diferentes unas a las otras, la de la familia Permanyer lleva el motor correspondiente a la Portús que llevó Grau último piloto que la utilizó completa,  la historia de la moto es apasionante, después de utilizarla tanto los Villa como Busquets, la moto paso a Salvador Cañellas que la retuvo una temporada, pasando al preparador Portús que le incorporó el encendido electrónico, mirando de corregir la mayor fuente de averías y abandonos de la máquina, de esta manera la utilizó Grau sin buenos resultados, para posteriormente pasar a manos de Jaime Alguersuari que lo que hizo fue desmontarle el motor sustituyéndolo por un TZ Yamaha para aprovechar la bondad del chasis Villa (por eso mi precisión de utilización completa), el paradero de este híbrido es desconocido por lo que el chasis desapareció con el, sin embargo el motor retornó a la fábrica Montesa, determinar si este motor era el último modificado por Portús me ha sido posible al poder localizar una foto de la época, donde se ve el encendido electrónico Motoplat de 4 chispas, idéntico al utilizado por la fábrica Derbi, en sus bicilíndricas de GP, que le instaló el técnico de Vic.
Última evolución de la Montesa twin, en manos de Jaime Alguersuari
el motor original con los cilindros bajos y horizontales al frente, ha
sido sustituido por un Yamaha TZ, observándose las trompetas de los
carburadores, asimismo la rueda delantera es de fundición y frenos de
disco, en el padock de Jerez en 1975    Foto Juan Luis Carmona

  Con este motor y los sobrantes de  piezas que habían permanecido en fábrica y con la inestimable ayuda por un lado de de Miquel Perejoan y del otro Francesco Villa se ha podido reconstruir una nueva moto, construyendo un nuevo chasis que se ha realizado partiendo de los planos originales que Villa todavía conservaba, y que ha facilitado amablemente a la familia Permanyer, esta moto entre otras características relevantes lleva la configuración mixta aire-agua y el embrague en seco, la horquilla delantera es también de nueva factura con una estructura más convencional que las de Griñó, el carenado aunque de presencia es similar a los de su época es de fibra de vidrio de nueva factura al igual que el depósito que eso si conserva el aire del original, a notar que Busquets lo primero que hizo el domingo fue colocarle su alacrán distintivo en los laterales, el hecho de ser todas las fibras y la horquilla delantera de nueva confección y el haber sido chorreado convenientemente el motor, hacia que esta tuviera un aspecto prácticamente de moto a estrenar, lo que evidentemente para una moto clásica con más de cuarenta años de antigüedad, era más un defecto que una virtud. Viví de cerca tanto la puesta punto como el cambio de desarrollo pero al ir tan retrasado el acontecimiento tuve que anticipar mi salida antes de que salieran las Montesa pata negra a la pista, por motivos ineludibles.
Las máquinas de Griñó, en primer término la de aire, seguida por la de aire-agua  foto Galper54
   En cuanto a las máquinas de Griño, las pude observar y fotografiar a mi completo gusto por la deferencia de su propietario al que ya conocía de otras ediciones del Classic y por haber cenado con el en la pizzería de Min Grau, que me permitió amablemente acceder a su pequeño stand donde se exhibían sus dos joyas una de ellas con motor configuración aire y la otra mixta aire-agua, asimismo y mecánicamente se observaba que mientras la de aire tenía el embrague en seco, la mista de aire-agua lo tenía en aceite.
    
Detalles de las máquinas de Griñó   foto Galper54
En resumen una bonitas máquinas  a las que un insuficiente desarrollo técnico motivado como siempre por razones económicas, les impidió salir con garantías al mundial, donde con unos pocos retoques técnicos (la caja de cambios original era de ocho marchas) hubieran sin duda cosechado buenos resultados.